PATRIMONIO NATURAL Y PAISAJÍSTICO

Pozuelo de Alarcón es una joya medioambiental cercana a la capital por su gran patrimonio forestal y paisajístico y por su extensa red hídrica en la que fluyen por su término municipal, en épocas concretas del año, hasta una decena de arroyos: Meaques, Antequina, de las Huertas, el Piste, Bardagueral, Fuente de la Salud, de las Pozas, Prado del Rey, Retamares y las Pueblas. En cuanto a su patrimonio forestal el término municipal se encuentra rodeado, por el norte, por el Monte del Pilar, con un total de 804 hectáreas que conectan, más al norte, con el Monte de El Pardo (15.821 hectáreas); al oeste linda con la Casa de Campo (1.722 hectáreas) y al este con el Monte de Boadilla, que cuenta con un total de 750 hectáreas.

Dentro del municipio se localizan 446 hectáreas de masa forestal de bosque mediterráneo pertenecientes al Monte del Pilar; 125 hectáreas pobladas con abundantes encinas, alcornoques, coscojas, quejigos, pinos piñoneros y sabines en Monte Gancedo; 150 hectáreas en el Parque Forestal Adolfo Suárez, que dispone de 25.000 especies arbóreas y 95.000 arbustivas (pino piñonero, encina, roble, chopo, fresno, aliso, lavándula, tomillo y santolina) y por último, 45 hectáreas en el Parque Forestal de Valladares, que se extiende entre el campus de Somosaguas y las carreteras M-502 y M-503 y donde el Ayuntamiento tiene previsto construir un campo de golf municipal, un cauce paralelo a la M-503 y un sistema de lagos artificiales que reducirán los efectos de las posibles crecidas del arroyo de Antequina.

En su interior urbano, el municipio dispone de siete ejes verdes basados en la recuperación de las vaguadas naturales que cruzan las áreas urbanas, con nueve parques urbanos de diferentes extensiones que totalizan decenas de kilómetros de zonas arboladas: las Minas, Fuente de la Salud, Prados de Torrejón, Plaza de España, El Torreón, Cerro de los Perdigones, Isaac Albéniz, las Cárcavas y Ciudad de la Imagen.

Este inmenso patrimonio medioambiental de la villa se identifica con una alta calidad de vida y es un imán para numerosas familias que buscan una ciudad verde, atractiva y planificada como Pozuelo de Alarcón, de ahí los elevados precios de la vivienda, tanto en venta como en alquiler, respecto a otros municipios de la Comunidad de Madrid.

En este punto se hace necesario aplicar una valoración crítica sobre si Pozuelo debe conformarse con ser percibida, únicamente, como una ciudad de alta calidad de vida que cuenta con una elevada superficie verde. Entendemos que se debería aprovechar el patrimonio medioambiental que posee la villa, para elevar su prestigio como ciudad base de instituciones académicas enfocadas a la educación e investigación medioambiental.

Actualmente existen en Pozuelo dos instituciones públicas dedicadas a la investigación y la educación. La primera pertenece a la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y la segunda es una iniciativa financiada por el Ayuntamiento de Pozuelo, ambas con una realidad y proyección muy interesantes, que sin duda servirían para elevar el prestigio de la villa:

  1. Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas: es un centro de investigación mixto de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) que se encuentra en el Campus de Monte Gancedo. Sus objetivos estratégicos son la generación de conocimiento sobre las bases genéticas y moleculares de procesos biológicos y fisiológicos claves de las plantas y de los organismos que interaccionan con ellas, así como de la genómica de las plantas y de estos organismos. El Centro también tiene como objetivo el desarrollo de nuevas herramientas de Biología Computacional para el análisis funcional de plantas y microorganismos. Sus investigadores están agrupados en tres áreas de investigación:
  • Desarrollo vegetal (7 grupos)
  • Interacción de las Plantas con el Medio (9 grupos)
  • Biotecnología y Bioinformática (5 grupos)
  1. Aula de Educación Ambiental: es un centro que desarrolla servicios educativos de referencia medioambiental y que se basa en la acción y experimentación de niños y jóvenes escolarizados en Pozuelo. El Ayuntamiento dedicó en 2018 una partida presupuestaria de 120.000 euros para el desarrollo de 40 propuestas educativas diferentes.

Además de las numerosas sendas y experiencias didácticas al aire libre, se han incorporado el Jardín de los Orígenes, la aplicación de la realidad virtual y aumentada en el Bosque de Clones y Paleontología experimental. También se han incorporado otras temáticas, como la astronomía y la meteorología, la construcción sostenible o las energías renovables. Continuarán tratándose mediante recursos singulares, como la cúpula de proyecciones envolventes, la realidad virtual o las instalaciones demostrativas con las que cuenta el Aula. El servicio incluye el apoyo a las eco-escuelas, el voluntariado ambiental, los programas de ocio ambiental en familia, las rutas en bicicleta, el hotel de insectos y los huertos en familia.

El Aula cuenta también con programas de investigación con diferentes centros universitarios (Universidad Rey Juan Carlos, UPM y Francisco de Vitoria), en materias de agua, reciclaje, ahorro energético y biodiversidad. El Aula desarrolla también un programa de voluntariado con huertos didácticos, un jardín de biodiversidad, huertos en altura, jardines verticales y praderas con bajo consumo de agua. También continuará el servicio especializado de verano conocido como Hospital y guardería de plantas, que incluye la atención e información al ciudadano relacionado con el cuidado de las plantas.

En definitiva, el Aula de Educación Ambiental es un espacio de referencia medioambiental en el campo de la educación, que investiga y practica la innovación ambiental, la concienciación y la participación (cerca de 16.000 personas participan en alguna de las muchas actividades que se programan).