Éxito del concierto de bossa y bolero organizado por La Ynseparable y dirigido por Omar Acosta

El pasado 30 de noviembre la Sociedad Recreativa LA YNSEPARABLE organizó un concierto de bossa y boleros dirigido por el venezolano Omar Acosta, un conocido flautista en la escena musical internacional, que en su país natal colaboró con las principales orquestas sinfónicas. Desde 1998 ha sido flautista y director musical en el Ballet Nacional de España. Tiene varios CD’s como solista.

Con Omar Acosta han colaborado Jhonny Kotock, pianista quien en 2018 participó en un disco merecedor del Grammy Latino, el percusionista Carlos Franco, formado musicalmente en conservatorios de Venezuela que actualmente además de intérprete musical también es profesor y la profesora de baile Nuria Cazorla, nacida en Irún.

El concierto tuvo dos partes. La primera de carácter puramente caribeño con predominio de las sambas. Los espectadores estábamos mansos.

Acabada esa primera, parte intervino Nuria Cazorla: gracia y donosura, El público despertó y jaleó la música que acompañaba a la danza.

La segunda parte se dedicó a sevillanas criollas. Aquí Omar Acosta exhibió sus excelentes cualidades como flautista. Al soplar demostró, además de su poder musical, que tiene unos pulmones que uno no se explica cómo le pueden caber en el pecho.

Jhonny Kotock, otro prodigio, tocaba el piano como si tuviera cuatro manos o más y los espectadores movíamos la cabeza tanto como él. Y el percusionista Carlos Franco en un solitario hizo bailar tanto a los espectadores que aunque estábamos sentados algunos salimos con agujetas.

Y por si la actuación de esos artistas profesionales no fuera suficiente surgieron de entre el público dos cantantes vocalistas que nos animaron a todos a tatarear. Fueron Rober Juan Mendoza (tres boleros) y Luis Miguel Corrales (habitual cantante de ópera y zarzuela, quien cantó nada más una canción por no saber con precisión la letra de otras).

En resumidas cuentas: Quienes creemos que la música es el más hermoso de los lenguajes, tanto que al mismo Dios le gusta más que nos dirijamos a él de esa forma, pasamos unas dos horas agradables. Felicidades a los músicos y gracias a LA YNSEPARABLE por habernos proporcionado tan buen concierto.

Que se repita.

Domingo Domené, miembro de la Junta Directiva de Pozuelo Prestigio

Ver Noticia